febrero 16, 2011

Banco de Venezuela: cambio de plataforma genera suspensión temporal de sus servicios por internet


Las operaciones del Banco de Venezuela quedaron totalmente suspendidas el fin de semana: Los usuarios no pudieron realizar pagos con las tarjetas de crédito o débito, utilizar los cajeros automáticos o hacer cualquier tipo de transacciones a través del portal de Internet de la institución en todo el país. 

Ayer la institución había solucionado los problemas de pago con plástico y en cajeros automáticos, pero la página web del banco continuaba colapsada. No se le había suministrado ninguna información. Extraoficialmente se pudo conocer que la interrupción se debe a una caída en el servidor principal que fue sustituido recientemente. Anteriormente el computador central era una tecnología denominada Z9 pero el Venezuela adquirió hace poco tiempo uno de nueva generación llamado Z11. 

Esta decisión se tomó debido al crecimiento de las transacciones en más de 100% desde que la institución fue estatizada. 

Hasta el momento, el banco no ha informado a sus clientes por ninguna vía de lo sucedido ni tampoco ha presentado excusas. Se desconoce cuándo quedará resuelta en su totalidad el inconveniente. 

El presidente de la entidad ha reconocido en varias oportunidades que el banco presenta problemas por el crecimiento de la plantilla de clientes, que pasó de 3.288.280 clientes cuando estaba en manos del Grupo Santander a 4.515370 clientes, lo que significa un aumento de casi 25%. 

El ahora banco estatal está entre las tres instituciones más grandes del país y pieza clave del sistema financiero público, específicamente en lo que a actividad crediticia se refiere. 

El Venezuela no es la única entidad del Estado que presenta inconvenientes en su plataforma, hasta hoy el Bicentenario continúa trabajando en la integración tecnológica de todos los bancos que lo integran: Banfoandes, Banorte, Central, Bolívar y Confederado. Las dificultades con las transacciones a través del portal de Internet siguen presentándose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario